La asociación Nacional de Criadores y propietarios de Caballos Peruanos de Paso

Haciendo un poco de historia, la creación de la Asociación Nacional de Criadores y propietarios de Caballos Peruanos de Paso, está ligado a los concursos que se realizaban en esa época, con el objetivo de recompensar y estimular el esfuerzo de los criadores; esta era una motivación inicial para preservar las características notables y su importancia de estos nobles equinos.

Con la incertidumbre que tenían los criadores de los caballos de paso y su futuro, adoptaron los adelantos modernos que llevaron a la industrialización y a los medios de transporte, llegando a  relegar la crianza selecta solo para los aficionados. En consecuencia, llega a casi desaparecer de la atención popular que existía y su importancia histórica que encerraba a estos majestuosos equinos, reduciéndola así a una exhibición anual, que se realizaba en la fiesta de San Juan de Amancae.

En 1945, en el norte de país, Wenceslao Rosell y Javier Larco Hoyle intentaron fundar una agrupación con el objetivo de proteger y estimular la crianza del caballo peruano de paso. Esta iniciativa no prosperó; pero dos años después, se volvió a encender esta idea. Ocurrió luego de un imponente concurso en el club Hípico Peruano, dejando al público embelesado por una actuación inigualable con la elegancia y recorrido de este potro, que los animó a crear esta asociación.

Siendo el 18 de mayo de 1947, al promediar la noche, los propietarios de los equinos participantes junto con algunos jinetes aficionados, se reunieron en la cabaña de Eugenio Isola Petit Jean, y en una modesta ceremonia, crearon la asociación de Criadores y propietarios de Caballos Peruanos de Paso con el fin de recuperar el prestigio del caballo peruano de paso y la protección de este. En el cual firmaron: Federico de la Torre Ugarte, Eugenio Isola Petit Jean, Santiago Gerbolini Ísola, Jorge Juan Pinillos Cox, Carlos Luna de la Fuente, Ernesto Carozzi Ísola, Jose Musante Hurtado, Carlos Parodi Cuya, Oswaldo Llorens Alvarado, Carlos Brazzini Walde, Fernando Fernandini Arena, Carlos y Alfredo Gonzales Byme, Jose Antonio Dapelo Vargas y Santiago Queriolo Ciuffardi.

Un año después, el 15 de diciembre de 1948, la Asociación fue registrada por Resolución Suprema y se le adicionó a su denominación original la designación de Nacional, con lo cual se le otorgó la jurisdicción en todo el Perú.


Posted

in

by

Tags:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *